jueves, 21 de septiembre de 2017

ENCONTREMONOS ESTA NOCHE

Que tal sí me buscas hoy en tus sueños o en los míos. Si nos vemos en la.esquina brillante de tus ronquidos y los convertimos en suspiros, de pronto y asustas a los de tu casa cuando gimas en vez de roncar, y mañana te pregunten que cosas estabas haciendo dormido.
Encontemonos en una lugar cualquiera y mientras dormimos nos besamos hasta perder la noción del tiempo. Repitamos en una imagen tantas noches de locura y pasiones compartidas. He aprendido unas cuantas cosas que de seguro te gustarán, podría volver a recorrer tu espalda desnuda con mis dedos, y sentir la.firmeza de tus músculos mientras me.empujas un poco más allá.
Sentir el peso de tu cuerpo sobre el mío y el sudor deslizarse por tu piel. Revivir el olor que desprende tu excitación. Encontremonos esta noche en la penumbra del subconsciente y enloquezcamos en los brazos del otro. ¿Porque no tenerte una noche más en la mente? 
Busquemos ésas caricias que quedaron en veremos, ésas que me arden en las manos desesperadas por sentir, esos besos reprimidos y suplicantes, esos sonidos que por voluntad no volvimos a escuchar, esos olores que dejamos de disfrutar.
Encontremonos en sueños esta noche y dejemos que pase lo que tenga que pasar.

Ratch Kendel

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Sabíamos desde hace mucho que todo terminaría así, separando lo que en algún momento nos unió, dejándonos a un lado, tratando de salvarnos a nosotros mismos ya que no pudimos salvar lo nuestro. Este instante llegaría y hoy fue ese día triste en el que no supimos que más decir a parte de nos vemos luego. Y quedan el silencio de por medio y la soledad, la incertidumbre de no saber que va a suceder de ahora en adelante. 
Y la pregunta que ronda en la cabeza: ¿Y ahora que hago?
Mañana al despertar ya no estarás aquí, ya no podré quejarme de tus defectos, ni de las muchas cosas que me chocan de ti. Ya no estarás para verte sumido en el sueño mientras yo corro a un lado y otro con los quehaceres de l casa. Ya no te veré de nuevo en esta cama que hace tiempo se nos creció y nos confino a cada uno a una esquina. 
Ya no te tengo más, y hace mucho que así es pero ahora no solo es sentimentalmente, ahora es por completo. Siento que esta noche dormiré sola en un campo de fútbol, desde esta noche me acompañará la soledad sabrá Dios por cuanto tiempo. 
Me duelen y pesan los sueños que un día imaginamos, las veces que erramos, y lo que no hicimos por mejorar. En unos pocos segundos recordé lo vivido, y pensé que encontraría un solo motivo, alguna palabra que evitará este adiós, pero siendo sincera ya no hay nada que agarrar para no hundirnos en el caos de la despedida.
Pensé que sería peor, que tal vez en el último momento tendría el último impulso de locura para pedirte que te quedarás, que lo intentaramos de nuevo, busqué ese codiciado salvavidas y no lo encontré, creo que hasta la locura me abandonó y hoy me condena a la soledad.
Ha ganado el raciocinio y las ganas de salir a flote aunque sienta que estoy en el fondo atada a una pesada ancla, miro hacia arriba y a través del agua veo el brillo del sol y por ahora siento que no voy a lograr salir del agua para contemplarlo una vez más.
Me ahogo en mi desespero y en la desilusión de haber soñado juntos y no haber llegado a la orilla de nuestra vida soñada. 
Salgo a la puerta a ver como te alejas porque hasta se me olvidó hablar, quizá porque a pesar de existir tantas palabras no doy con la combinación adecuada para expresar lo que siento y lo que no.
Tal vez no siento nada y ése sea el verdadero problema, tal vez nos hicimos tanto daño que ya esto no pesa tanto, porque sentimos un alivio al poder dejar de lado lo que nos hirió.

Ratch Kendel

martes, 19 de septiembre de 2017

AUTOSABOTAJE

Hasta donde es capaz de llevar la ira, hasta allí has llegado tu, y has hecho acopio de toda clase de frases hirientes para romperme el corazón. Dicen que hay gente que es mala y ya, pero a pesar de que los hechos así lo evidencian me cuesta creer que disfrutes con el sufrimiento de los demás, especialmente conmigo que deje todo, hasta mi honra, por ti. Y es cierto, nadie me lo pidio, pero me envolviste con tus palabras y entre palabras lindas y elaboradas escondiste tus manipulaciones, y yo como una ingenua caí en el influjo de tu grandiosa semantica.
Eres un tipo genial, el detalle es que tu no te has dado cuenta, tal vez el verdadero problema radique en que te vives saboteando todo el tiempo, tienes tantas cosas buenas, pero te cuesta dejarlas libres, porque es mas fácil ser un canalla y requiere menos esfuerzo ofender.
Ahora me doy cuenta de que me enamoré de una mentira, una que yo solita me conté basada en lo que veía, solemos pensar que las primeras impresiones son las que cuentan y en realidad sucede que son las que más engañan. Nadie te va a decir de entrada que es un hipocrita, o un imbecil, o un mentiroso, o cualquier otra cosa negativa de sí mismo. Muy pocos tienen la valentía de mostrarse como realmente son.
Me enamoré de una persona que realmente existe pero que tienes enterrada en el fondo de tu alma para algunas ocaciones especiales, por ejemplo cuando necesitas sentirte menos culpable, manipular las situaciones o cuando simplemente ves que ya perdiste todo y necesitas salvar la situación de alguna manera como es el caso.
Lo que no sabes, es que el tiempo que pasamos juntos me sirvió para conocerte y que hoy sé tu forma de funcionar, como si me hubiese caido encima un baldado de agua fría y despertase, así abrí los ojos y ví lo patetica que me veía corriendo detras de ti como un perro faldero, y tambien todo lo deje por ir tras de ti, y como me conveciste de que el problema era yo, de que no tenía herramientas para seguir adelante, de que si no fuera por tu piedad yo me moriría de hambre.
Y como la biblia dice que conocereis la verdad, y la verdad os hará libre, pues encontré tu verdad y hoy me libero de tus garras calculadoras y frías, y te dejo para que te sigas saboteando tu solo.

Ratch Kendel



HOY

Hoy descubrí que lo que un día tuvimos fue tan fuerte que dejó huellas imborrables en los dos, que el amor nos encontró, nos envolvió y nos fulminó desde la primera mirada. No pudimos escapar el uno del otro, aunque lo intentamos, nunca fue posible separarnos.
Tal vez por eso, hoy, después de tantos años, volvemos a encontrarnos. Y nos encontramos, si, pero siento que lo que ahora me une a ti es la añoranza de lo hermoso y torrencial que un día vivimos. Y como no querer revivirlo sí fue mágico, hermoso, algo super humano.
Sin embargo el tiempo transcurrido entre nuestra despedida y este reencuentro ha ocasionado que hoy te mire a los ojos sin saber que palabras son apropiadas, sin saber que esconden nuestras almas y sintiendo muchas cosas y a la vez ninguna. Es que el tiempo pasa y trae su bagaje, ya no soy la misma. Ahora me doy cuenta de que durante este tiempo siempre te esperé sin buscarte, no di un solo paso para llegar a ti porque creo que lo que no se busca no se encuentra, pero también hay otras que están destinadas a suceder así demos mil vueltas.
Es solo que apareces en un momento en el que no siento nada bueno y la joven soñadora que un día voló ya no está. Y eso me permite ser absolutamente objetiva y racional, he podido analizar hasta el más pequeño detalle de mi locura y he concluido que el amor me llevó a actuar por impulso y con el corazón, y no es que me arrepienta, porque gracias a la vida viví intensamente de tu amor y sin duda a pesar de los pesares fue hermoso.Si no lo hubiera hecho lo hubiera lamentado. Tu amor fue un regalo que en determinado momento llegó a ser tan fuerte y grande que me sobrepasó y probablemente en ese entonces no estaba preparada ni tenía la madurez que ameritaba.
También estimo que de haber seguido adelante contigo existía una gran probabilidad de terminar frustada por lo que sabía de antemano que a tu lado no podría vivir ni tener, y en ese aspecto la vida fue sabia y me apartó de ti.
Y volvemos al presente, este que me encuentra sin creer en el amor pero amandote aun sabiendo como es y está la situación, sin creer ni esperar que pase nada. Llevo varios días analizando la coyuntura del momento y no entiendo como pueden seguir existiendo sentimientos después de tanta distancia, y como a pesar de saber de su existencia no espero que pase nada.
Con lo que he vivido me siento como dice la canción: soy la que vive sin amor, y me sorprende que con lo sentimental que fui hoy eso me parezca una lástima pero ya no me duela. Creo que esto y lo que me ha pasado nos ha puesto en igualdad de condiciones.
Creo que parte del propósito de volver a saber de ti es la oportunidad de poder decirte cuanto siento haberte dejado sin luchar un poco más (aunque aguanté más de lo debía), cuanto me dolió que me sacarás de tu vida sin darme la oportunidad de decidir sí quería seguir a tu lado o no, cuanto daño te causé y cuanta soledad traje a tu vida y tu a la mía.
Cuando todo se fue a pique ya no podía más, pero te amaba y no estaba pensando en buscarte reemplazo ni en irme. Dicen que hay que preguntar en vez de suponer y ese fue tu error, sin embargo eso ya no importa.
La vida tomó su rumbo y aquí estamos tiempo después. No se que pasará, tampoco que pienses tu, solo se que aun sigo viva y la lista de posibilidades es grande, asi no nos queda mas que vivir.

Ratch Kendel


sábado, 16 de septiembre de 2017

SIN ROSTRO

Esta carta es para ti, el que aún no tiene rostro, la persona que no sé sí llegará o ya llegó. Quería a través de estas sencillas palabras que sepas que soy un cúmulo de características bellas acompañadas de defectos impunes. En mi balanza habitan las virtudes y los desaciertos, y juntas han hecho de mi lo que hoy ves. 
En un septiembre para mi sombrío descubrí que el amor es el sentimiento más hermoso que pude llegar a sentir, en su momento lo viví con intensidad y no me arrepiento de lo que en su nombre he hecho porque valió la pena haberlo sentido golpearme con toda su fuerza, hay mucha gente que muere y nunca pudo amar de verdad. También descubrí lo amargo que es perderlo mientras tratas de aferrarte a los últimos rescoldos de su existencia, porque es tan dulce, tan bello, tan reconfortante que no quieres dejarlo ir.
Amé con locura y por ello sé que cuando te encuentre lo haré igual. Soy capaz de entregar mis besos sin reservas, puedo darte todos los abrazos que necesites y los que no también, ire por ti a donde sea necesario solo por verte sonreír, secare tus lágrimas si la situación así lo precisa, te daré la pasión que esperas y un poco más.
Peleare las batallas que la vida te imponga si me invitas a tu campaña, blandire mis armas para defender tu causa y nuestro amor también. Te amaré con la locura de mis veinte años y la cautela de la experiencia.
Tengo un montón de noches reservadas para ti y tu cuerpo. Llevo mucho tiempo guardando el lugar que deberías ocupar en mi cama para que cuando llegues este listo para ti. En este tiempo de espera he creído verte, pero hoy se que en esas ocasiones me equivoque, sin saber a ciencia cierta como es tu rostro es difícil identificarte. Siempre que creí encontrarte me estrellé con personas que decían ser tu, pero al fin no eran más que impostores.
Te amo aún sin saber quién eres, tampoco que defectos tendrás, supongo que los justos para encajar con los míos y equilibrar mis virtudes. Amaré tu sonrisa a pesar de no poder ver en este momento como luce, pero cuando la vea, la grabaré en mi mente para verla cada que cierre los ojos cuando no estés a mi lado.
Mis dedos memorizaran todas tus superficies y mi piel tu tacto, para volver a sentirte cuando no estés a mi lado. Guardaré en mi mente tus sonidos, desde el de tu risa hasta el de la culminación de tu climax, para escucharlos cuando el silencio queme mis oídos.
Te amaré con mi mente, con mi razón, con mi pasión, con mi olfato. te llevaré cada día presente aunque las circunstancias nos separen.
Te amaré como lo hago ahora aunque aún no tengas rostro ni sepa como sabes.

Ratch Kendel


jueves, 14 de septiembre de 2017

LA PROPUESTA


Tengo una propuesta para esos dedos inquietos que escriben sin parar,
ven y dibuja sobre mi piel,
traza lineas suaves de placer,
dibuja mis curvas,
colorea mis cicatrices con tu pincel.
Y para que tu boca no se sienta rechazada, la invito a beber de mi boca también,
a borrar los que escribes con besos,
traela a saborear lo prohibido mientras susurra en mi oído.

Y cuando las palabras sobren y la tinta se acabe que vengas el roce de tu piel tibia,
que llegué la cercanía de tu cuerpo y encierre entre dos cuerpos lo incontenible.
Traete de paso los suspiros contenidos,
represados por el tiempo y rompe la barrera del deseo,
deja que fluyan las ganas en esta fuente de caricias pendientes.
Y en medio del desenfreno del tacto abrele la puerta a tu alma para que tome la mía,
y así puedan bailar juntas en la danza de dos cuerpos que se necesitan y a la distancia se llaman, 

Ratch Kendel

miércoles, 13 de septiembre de 2017

DIEZ AÑOS

Ha pasado tanto tiempo desde ese fatídico día en que cada uno siguió con su vida por su lado, muchos días, en tantos meses simplemente pasó un huracán que consterno todo.
Fue un lapso de sueños cumplidos, otros tantos rotos, y otros más postergados. La vida siguió, fluyó como el agua en el cauce de un río, a veces torrencial, a veces parsimoniosamente.
Y aquí estoy, diez años después removiendo los escombros, reconstruyendo el paisaje que dejó la catástrofe, haciendo una nueva ciudad en medio de lo que dejó el paso del fuerte viento.
Y como cuando pasan los sucesos catastróficos, uno encuentra cosas perdidas, en medio del caos encontré los sentimientos que pensé que había perdido. Los miro, los analizo y no se que hacer con ellos, no se si guardarlos o dejarlos ir.
Ha sido mucho tiempo pensando que hacer cuando llegará este momento, y ahora que llegó no he podido hacer nada, han sido tantas las cicatrices que devastaron todo, siento el  alma muerta, apesar del amor que aun pueda haber debajo de todo no quiero nada, se que sigo estando viva y que aun albergo muchas cosas de antes pero ya no siento mariposas, creo que ya no sueño con nada. Y tal vez solo se deba a las circunstancias, o tal vez así debe sentirse el amor despues de tantos años.
En medio de las ultimas rafagas de viento ruego que la tormenta pare y que pueda encontrarle sentido a este mundo de sentimientos fallidos.

Ratch Kendel

martes, 12 de septiembre de 2017

De momento me tomaré un café, mientras contemplo la noche desde este frío balcón. Quiero dejar de pensar pero no puedo, creo que tengo mil ideas y a la vez ninguna. Mientras trato de desenredar la maraña que yo misma he creado, miro al cielo y me pregunto porque permití que las cosas llegarán a lo que hoy en día son. Quiero dejar que la vida fluya pero no quiero que la corriente me ahogue, y en el desespero por encontrar el mejor camino para no hundirme por momentos entro en pánico y siento que la situación me aplasta.
Puede ser que en mi afán por no equivocarme este dejando de lado lo que más importa: a mi. 

Ratch Kendel

sábado, 9 de septiembre de 2017

AHÍ TE VOY

Morfeo ahí te voy. Abrazame esta noche fría de soledad.
Recibeme en tus brazos tibios y pacientes, cobijame esta noche.
Llevame al lugar que te plazca, arrastrame a un paraíso de calma o a una tempestad.
Meceme con docilidad en las aguas de tu sueño para que descanse de mi absurda realidad.

Ratch Kendel

jueves, 7 de septiembre de 2017

QUIERO

Quisiera encontrar refugio en algun par de brazos, sentir que pertenezco a algun lado, sentir que vivo en el corazón y las esperanzas de un corazón, el que sea.
Quisiera  sentir que tengo un lugar al cual regresar, un amor verdadero, bonito y suave, de esos que tienen oleadas de tiempos dificiles pero aguanta.
Quiero sentir, soñar y vivir.

Ratch Kendel

lunes, 4 de septiembre de 2017

DESPIERTAME

Despiertame con besos fugitivos, de los que rebeldemente se escapan de los labios, de los que pululan poco a poco y por lo bajo se cuelan en el alma y en los recuerdos del ocaso.
Despiertame con caricias repentinas, de las que nacen en la punta de los dedos, de las que recorren la piel por completo impregnandola de suaves corrientazos.
Despiertame con susurros al oído, de los que de los brazos de Morfeo me arrebatan, de los que me suavizan el sueño y me lo desbaratan.
Despiertame con tu cuerpo firme y tibio, con tu alma amandome desde arriba hasta abajo, con el roce de tu piel contra la mía arrebatandome los segundos, los minutos y los años.

Ratch Kendel

sábado, 2 de septiembre de 2017

AGARRENME


Agarrenme porque me fui... pero de cara por la borrachera. Ya perdí la cuenta de cuantos tragos me tomé, tal vez unos pocos sorbos de vodka ¿O era tequila? En fin, lo que me pasen me lo bebo, al fin de cuentas con esta tristeza absoluta todo me sabe igual. 
¿Que más da si es un fino licor o el agua del florero? Lo importante es que no se acabe el líquido para remojar la amarga pena. Después de tanto trago amargo que me ha puesto la vida por delante cualquier agua de caño me sabe a gloria.
Agarrenme y que no caiga nuevamente en los brazos del desgraciado amor, no me dejen probar de nuevo las mieles de la alegría de encontrarse entre los brazos de Cupido, a ese que le pasen la carta de despido y una demanda de mi parte, y quitenle la venda de los ojos que no hace mas que ir de error en error conmigo, y como no, ¡si es que el desgraciado no ve a donde apunta!
Que alguien me tenga porque ya en las piernas no tengo fuerza, aunque no tengo muy claro sí es el alcohol o la tristeza pero caminar por mi misma no puedo. Y sí me caigo ya ni se preocupen en levantarme, ¿Ya para que? Dejen que duerma la borrachera en la acera, finalmente la vida me golpeó y me tumbó al suelo.

Ratch Kendel

viernes, 1 de septiembre de 2017

GANAS

´

¿Que hago con estas ganas de besarte el alma?
¿Las guardo debajo de la almohada o me las trago?
Dime por favor que hago con los besos que te tengo reservados, con las caricias que te esperan, con los coitos postergados.
Que hago conmigo misma y esta pasión que me quema. 
Me arden las venas ante tanta hormona alborotada. Y cierro los ojos mientras recuerdo como es recorrer tu piel desnuda, acariciar cada milímetro de tu cuerpo, besar tus tibios labios.
Mentalmente te desnudo y te recorro con mis dedos temblorosos, te sujeto con firmeza, poco a poco desenvuelvo tu alma hasta llegar al volcán que alberga tu centro, y lo veo convulsionar entre mis manos.
Oigo tus jadeos, veo tus pupilas dilatadas, disfruto el placer escondido de verte derramar tu alma en mi cama. Te escucho suspirar y pedir un poco más de ese algo que te enciende solo para volver a empezar esta vez dentro de mi alma.

Ratch Kendel

HOY ODIO EL AMOR


Hoy odio el amor y todos sus derivados.
Hoy quiero sufrir el desamor y la melancolía.
Hoy me chocan las muestras de cariño efusivas.

No quiero más que llorar amargamente y con tristeza.
Hoy sufro con alma, corazón y ganas, como se debe sufrir de verdad.
Porque cuando hay que amar se ama con ganas y cuando hay que llorar se llora con toda.

Porque cuando pierdes la esperanza solo queda odiar.
Porque en medio de tanta dulzura se fue perdiendo el alma.
Porque amor te me has llevado la vida entre tus garras.

Ratch Kendel

KINTSUGI

Resultado de imagen para kintsugi

No sabía que iba a encontrar, y sin saberlo te encontré entre los ires y venires de la vida, entre los altibajos de la absurda soledad que no busqué sino me fue impuesta. Solo la vida y el tiempo podría mostrarme porque tenía que encontrarte pero también tenía que perderte. 
En el ocaso de una noche maldita al llegar a casa, en la puerta encontré mi maleta llena de pedazos de tela, ilusiones y en ella hasta había un corazón roto, con decirte que recogí pedazos hasta del balcón. Sufrí la tristeza y la pena de perder la ilusión que un día me trajo tu presencia, y descubrí con amargura que no importa cuan grande pueda ser el amor que se profesa, ni la intensidad de la pasión colandose en la sangre, no importa nada, simplemente un día todo acaba incluida mi esperanza de volver a besar tu boca.
Cuando recogí mi abandonado equipaje no repare en que entre tanta cosa que en ella había, faltaban trozos de mi destrozado corazón, y siempre me pregunté en donde estarían pero pensé que el dolor simplemente los habría evaporado. Ahora descubro que los guardaste en algún bolsillo de tu saco, tal vez por eso nunca pude rehacer mi alma, nunca pude olvidar nada: ni los besos, ni las noches que entre caricias pasábamos, ni los días brillantes que tu sonrisa iluminaba, ni los olores de tu cuerpo, ni los sonidos de tu alma.
Ahora que te veo y que ya la vida en mi ha hecho estragos, veo que esos trozos perdidos se salvaron de sufrir tantos desengaños. Por eso he venido a pedirtelos, porque los necesito para reponerme después del daño, porque a ti ya no te sirven, porque ya para ti no son tanto. Devuelveme esos trozos empolvados que probablemente aún estén intactos, quizá cuando los una con los que aún me quedan, este corazón ahora roto y ajado, se convierta en la más maravillosa obra de arte.

Ratch Kendel

jueves, 31 de agosto de 2017

LA SARDINA

Resultado de imagen para SARDINA enlatada

Usted el que se cree un fino salmón y ni a sardina enlatada llega. El que piensa que el mundo se detiene si deja de respirar, el que se da ínfulas de rey y ni para cortesano le alcanzó.
Usted, el que se hace el loco, el que no quiere entender, el que se cree perfecto, sí para usted querido hombre de pacotilla son estas dulces palabras.
Usted no es más que un poco hombre adulador, que entre palabras suavemente entonadas destruye sentimientos sin razón. Es un ser ruin y despiadado que no andaba buscando mujer sino mamá.
Usted que destila amargura detrás de la cínica sonrisa que luce por doquier, es el que se dedicó a convertir mi alma en un vestigio sucio y ruin
Usted no es más que un mercachifle egoísta y este es el fin.

Ratch Kendel

miércoles, 30 de agosto de 2017

EL CUARTO DE LOS TRASTES


Esto de escribir sin pensar es lo mío, ni siquiera puedo decir que cerraré los ojos para inspirarme porque cuando lo hago simplemente recuerdo. Y aunque de recuerdos están hechas mis letras y mi vida, hay momentos en los que simplemente prefiero no volver a revivirlos.
Hay cosas tan dolorosas que se esconden en la mente que resulta mas fácil encerrarlas en el cuarto de los trastes y ahí dejarlas morir. Y de repente el día menos pensado aparece un estimulo que te lleva ir a ese cuarto olvidado y esculcar entre lo que guardaste ahí, desenpolvar las reminicensias de los buenos días y de los malos, y terminar dándose cuenta que hay cosas y personas que no se olvidan, simplemente se ponen en espera. 

Las razones por las que terminan allí ya no importan, han pasado tantos años, sufrimientos, alegrías y desamores que hacen que ya los motivos no pesen. y es en ese instante en que ves que en ese cuarto lleno de cositas está guardado tu corazón, esperando el día que vuelvas a desempolvarlo y volverlo a usar.

Ratch Kendel

sábado, 26 de agosto de 2017

Ven...

Que tal sí nos dejamos llevar a ese mundo mágico que hay en tu interior. Si nos acercamos poco a poco hasta quedar tan pegaditos que tu límite y el mío se fundan en un solo renglón.

Ven... acercate que ya la mente se me calentó y no puedo parar. Llevas todo el día tentandome entre líneas y tu que me conoces bien sabes como me enciende sentir tu contoneo febril.

Ya es tarde para arrepentimientos y dolores de cabeza fingidos. Además ya sabes lo que te espera entre mis manos y la magia que mis dedos pueden llegar a ejercer en tu lisa piel.
Hoy estas de digno, pero nadie mejor que yo sabe como hacerte sudar cuando te sujeto con firmeza.

Y ahora que ya nos pusimos de acuerdo después de un día de estar evitandonos en medio de coqueteos y caricias sutiles, querido lápiz pongámonos a escribir.

Ratch Kendel

¡NO INSISTAS¡

Hoy es de esos días en los que no quiero escribir, pero me tiemblan los dedos, y de tanto reprimirme me pica la piel.
Sin embargo me niego absolutamente a hacerlo. Tengo un mensaje para las letras que me bailan en la mente justo ahora: señoras no las voy a dejar salir aunque me demanden ante la Superintendencia de la redacción y me acusen de maltrato literario.

Me niego rotundamente a sentir el delicioso placer de derramarme en un papel, no pienso dar rienda suelta a la inspiración. ¡Hoy no!
No me interesa caer en el adictivo placer de vertir mi alma mientras el bálsamo de la tinta me suaviza la piel, ni mucho menos sucumbir a la seducción de un cursor palpitante esperando por que lo acaricie desde el teclado para terminar llegando al climax de letras y prosas sudorosas.

Hoy no tengo ganas de intimar con la apasionada aventura de plasmar el nudo que tengo en el alma. Y por favor no insistan que a mi no me van a poder las ganas, ni me va a arrastrar inconscientemente el subconciente para mañana cuando me pase la borrachera de la soledad darme cuenta en medio de la resaca rimada que terminé escribiendo vaya a saber Dios sobre qué.

Ratch Kendel

MENDIGO


Sentado en la calle de tu vida,
pasa el tiempo sumido en la nada
viendo transitar tus ideas
en los andenes de tus andadas.

Algunos días el sol alumbra
y tu calor le inunda el cuerpo
desterrando la inmensa penumbra
que deja a su paso el mal tiempo.

Pero son más los días sombríos
en que la lluvia cae sin cesar,
mojando todo a su paso,
trayendo tristeza al pasar.

Tirado en el suelo de tu existencia
levanta la mano y pide limosna,
pero no de dinero o riqueza
sino de tu amor y recibe una lisonja.

Con el vestido roto,
sucio y ajado de tanto esperar,
buscando de ti un beso loco
que se te escape al pasar.

Sediento y hambriento esperando
una muerte por inanición,
besos y caricias anhelando
como su tabla de salvación.

Pero los días pasan
sin que voltees a mirar
a este amor mendigo que te llama
sin que lo vuelvas a amar.

Ratch Kendel

ENCONTREMONOS ESTA NOCHE

Que tal sí me buscas hoy en tus sueños o en los míos. Si nos vemos en la.esquina brillante de tus ronquidos y los convertimos en suspiros...