martes, 30 de septiembre de 2014

PORQUE NO SOPORTO A MI SUEGRA

Siempre fui medio hippie y pensaba que se debe vivir con amor y paz, hasta que Dios me dio la dicha de tener suegra.
Y es que a ellas les debemos conocer a nuestra pareja, pero además tampoco las podemos escoger, vienen como una configuración predeterminada y no se puede cambiar, por lo tanto como parte del paquete, nos toca aceptarlas.  Adicionalmente no conocen los términos medios: o son unos ángeles o son unas brujas, no hay más. Tampoco se puede competir con ellas sin que quedemos como los malos del paseo, aunque en realidad no pretendo competir con la mía, sí espero llevar la fiesta con alegría, cosa que resulta prácticamente inconcebible cuando le envío la paloma de la paz y me la devuelve degollada.
Se dé buena tinta y primera mano que hay suegras divinas (ya que mis anteriores suegras eran un amor), pero ahora no he sido tan afortunada, esta vez me tocó la guinda del pastel con mi suegra: siempre me falta un centavo para el peso, nunca hay nada bien, siempre tiene que opinar al respecto por pequeña que sea la decisión que tome y para rematar el popurrí de alabanzas es más falsa que una moneda de cuero. 

La conclusión es que por mucho que me incomode y me incordie por momentos, cuando acepté a mi pareja, por defecto acepte a su señora madre, es una ecuación sin solución en la que la incógnita tendrá que continuar sin despejar, esto porque nunca entenderé que le hice a ella (aparte de irme a vivir con su hijo) para que no me soporte, aunque la verdad sea dicha: yo tampoco me la aguanto.

sábado, 20 de septiembre de 2014

DEBERÍA EXISTIR UN DÍA

Aquí en Colombia hoy se celebra el dia del amor y la amistad, y sé que debería estar dichosa y felíz planeando que voy a dar de obsequio y devanandome los cesos Mientras pienso que me van a dar... pero no hay tal.
Hoy me uno a esa gente a la que la exasperan las muestras publícas de cariño y el amor empalagoso en exceso. Seguramente este comentario tosco y despectivo nace en la ira intensa al sentirme relegada y saber que tengo a mi lado a alguien que el día de hoy le importa un pepino.
Por ello para mi este día debería tener su antítesis; un día en el que el amor no cuente y en ninguna parte del mundo se publique un solo mensaje en su honor.
Un día en el que nosotros los despreciados por la indiferencia salgamos a celebrar la infelicidad y la desdicha.
Un día en el que el amor se vaya de paseo a un lugar soleado con sus pajaritos cantarines, sus nubes danzantes, sus flores coloridas y primaveras radiantes.
Un día en el que las expresiones de cariño esten prohibidas y los amantes no puedan ni siquiera acercarse.
Un día en el que pudieramos vengarnos del amor por ser tan grande que nos permite seguir amando aunque a nosotros ya no nos amen.

Ratch Kendel

sábado, 13 de septiembre de 2014

FUE UN DÍA

Reza la historia que un día, al despuntar el alba, en medio del verde prado y rodeados de grandes árboles se encontraron un hombre y una mujer. El hombre tenía un cuerpo hermoso, tez blanca, labios dulces, de una apariencia fría pero tranquila, sereno como el agua de un estanque y a la vez recio como la tempestad en altamar. Fue ese, uno de esos días cálidos y apacibles que no suelen repetirse a menudo. Fue aquel, el justo instante en el cual sin darse cuenta se tejieron sus almas. 
Crecio el amor más grande que se haya visto, algunas veces dulces y otras veces amargo. Lágrimas de sangre rodaron por sus mejillas en más de una ocasión, hubo noche largas de tristeza y melancolía; noches que se borraban con caricias bajo la luna, besos bajo las cobijas y sus cuerpos unidos al amanecer.
Abrieron puertas jamás abiertas, dieron pasos insospechados y caminaron por senderos normalmente no transitados.
Se tenían el uno al otro: en medio de los problemas, entre espinos y rosas, entre nubes y estrellas, en los días sin sombra, en las noches sin luna. Fue una amor enorme y fuerte, pero ¿quién no aguanta improperios a sabiendas de que al final de ellos habrá un par de besos de quien se ama?
¿Quién no daría la vida por un beso que se da no solo con el cuerpo, sino también con el corazón y el alma?
¿Quién no ha soñado con el amor verdadero?

Ratch Kendel

lunes, 8 de septiembre de 2014

OPORTUNIDAD PERDIDA




Mi oportunidad contigo pasó. Te perdí mientras esperaba un mejor momento, intentando buscar una mejor alternativa.
Y ahora que resulta peor la cura que la enfermedad, desearía continuar muriéndome en ti a seguir viviendo con tu ausencia; desearía que el cancer de tu pasión me consumiera el alma y no estar sola y sin sentimiento alguno.
Tengo el alma muerta y desolada a causa de tu ausencia. Te busco y no te encuentro, y en medio de este vacío me reprocho al haberte perdido .

Besos
Ratch Kendel


miércoles, 3 de septiembre de 2014

SENSUALIDAD MUSICAL


Eres como una canción que al llegar a mis oídos me relaja y a la vez me enciende. Las notas de tu voz acarician mi mente despierta mis sentidos incitandome a tocar tu cuerpo como si fuera un instrumento.
Quiero tocar tu piel desnuda como quien acaricia la madera de un violonchelo. 
Anhelo extraer de tu alma hasta la ultima gota de placer en medio del del éxtasis de tu sensualidad mientras la melodía de deseo fluye en aumento hasta completar la sinfonía de poseer tu cuerpo.
Besos 
Ratch kendel


lunes, 1 de septiembre de 2014

SE ME CAE LA CASA

Con esta ira absoluta carcomiendome la piel, recorro los cuartos de esta vieja casa. Observo las grietas que el descuido causó y sus pisos roídos por el olvido. Veo como se cae el techo a pedazos y las paredes se despellejan.
Mientras miro tanta ruina me pregunto como pude dejarla caer, en que momento se convirtió en el despojo de un momento feliz, porque no la cuide...
Fue entonces cuando descubrí que invertí mi tiempo en ver como podía mejorar  lo de afuera, como hacer mejores vías de acceso, como mejorar el jardín, me quede mirando las noticias, el periódico, incluso la vida de los demás, descuide mi casa y hoy que la veo a punto de caer puedo ver lo tonta que fui. 
Esta casa que no es otra cosa que mi amor por ti, se cae por partes, y en este punto creo que no hay mas remedio que dejarla caer y esperar a recoger los escombros para construir una nueva casa en su lugar.

Besos
Ratch Kendel

CELOSA DE QUE?

Mientras los días pasan, yo no hago mas que pensar en ti, y me pregunto constantemente que será de ti, quien compartirá tu cama ...